default-logo

INTRODUCCIÓN

Las dificultades para construir y mantener relaciones armoniosas en
los colegios, es un tema prioritario en la agenda nacional. Es que,
aunque el colegio es el espacio de socialización por excelencia, es
también el lugar donde se advierten con mayor intensidad y
frecuencia antagonismos que dificultan la tarea de educar para la
paz.
En este sentido la experiencia escolar es de gran importancia que
las relaciones allí experimentadas se transforman en modelos de convivencia social. Por ello, de algún modo es un imperativo ético favorecer una convivencia escolar positiva que permita a los estudiantes desarrollar aquellas competencias y habilidades necesarias para establecer relaciones sociales armónicas y nutritivas para la vida.
En este contexto se difunden los lineamientos integrados en el documento Orientaciones para la Elaboración y Revisión de Reglamentos de Convivencia Escolar, cuyo objetivo es el de guiar la construcción o sanción del marco normativo de las escuelas, resguardando su enfoque formativo, su correspondencia con la normativa vigente tales como los principios de la Ley General de Educación y la recientemente aprobada Ley de Inclusión y su sintonía con la declaración de principios contenida
en el proyecto educativo del establecimiento.
En este sentido, el Colegio Diocesano Obispo Labbé ha comprometido sus esfuerzos en construir y resguardar un clima escolar que permita una sana convivencia y facilite espacios armoniosos para un adecuado aprendizaje. En este afán, trabaja permanentemente instancias de análisis, promoción, intervención y prevención, de situaciones que afecten la misión del colegio, que es la de formar estudiantes integrales
con sólida formación valórica y practicantes de la fe cristiana católica. Un lugar de cultura y evangelización, donde el accionar formativo se basa en la misión de “Educar en Cristo para una vida ejemplar”, bajo la premisa de un estilo de enseñanza basado en la solidez eclesial y cultural.
Este es el fundamento del diseño del Plan de Gestión en Convivencia Escolar 2017, el que integra acciones orientadas a mantener, prevenir o revertir, situaciones que incidan en e l clima escolar al que aspira nuestro colegio. Para ello, se determinaron responsables de gestionar las estrategias que se abordarán en distintas etapas del año escolar, asegurando así un trabajo sistemático y respaldado por evidencias, que den cuenta de la gestión desarrollada.
En la materialización de las acciones contempladas, se considera fundamental la participación activa, comprometida y organizada de toda la comunidad escolar, que identifica entre sus fortalezas, la permanencia y protección de una escuela segura, con espacios protegidos y decidida a resguardar y fortalecer una sana convivencia escolar.


MARCO LEGAL Y FORMATIVO

  • El marco más amplio sobre Convivencia Escolar lo entrega la Ley General de Educación (2009) que declara que la finalidad de la educación es alcanzar el desarrollo espiritual, ético, moral,
    afectivo, intelectual, artístico y físico de los estudiantes, mediante la transmisión y el cultivo de valores, conocimientos y destrezas.
  • Más adelante, la Ley sobre Violencia Escolar (2011) crea la figura del encargado de convivencia, quien será responsable de la implementación de un Plan de Gestión de la Convivencia, con sus
    respectivos protocolos y medidas pedagógicas que determinen el Consejo Escolar o el Comité de Convivencia Escolar para enfrentar las situaciones de violencia.
  • La Ley de Inclusión (2015) ofrece una oportunidad para analizar y revisar los enfoques y mecanismos con que se está aplicando la política de Convivencia Escolar. Ella define nuevos marcos regulatorios y criterios para actuar en casos de conflictos en las comunidades educativas, y exige a los Consejos Escolares que por lo menos una de sus cuatro reuniones obligatorias del año, la dediquen a revisar y aprobar los reglamentos y normativas de convivencia institucionales.
    De acuerdo con esta ley, los Reglamentos de Convivencia ahora deben:
    1. Asegurar el derecho a la educación de todos/as los estudiantes, resguardando su ingreso y permanencia durante su trayectoria escolar.
    2. Eliminar todas las formas de discriminación arbitraria que impidan el aprendizaje y participación de los estudiantes.
    3. Establecer programas especiales de apoyo a aquellos estudiantes que presenten bajo rendimiento.
  • Estos cambios propuestos son profundos, y se convierten en desafíos respecto de cómo las comunidades educativas pueden asumir y expresar en sus normas desde el sentido de la inclusión, el respeto a la dignidad de todos, el rechazo a toda forma de discriminación arbitraria, así como la aplicación de criterios pedagógicos y formativos frente a determinadas sanciones.
  • Finalmente, la Política Nacional de Convivencia Escolar se constituye en un horizonte ético que invita a cada escuela/liceo a avanzar hasta llegar a conformarse como una verdadera comunidad de aprendizaje, con capacidad para mirar sus procesos, pensarse a sí misma, construir consensos y trabajar en forma conjunta por objetivos comunes.

MARCO REFERENCIAL

La Política Nacional de Convivencia Escolar aboga por la implementación de un plan de gestión de la Convivencia que debe fundarse en un enfoque formativo, inclusivo, participativo, territorial, ético y de derechos, por tanto, nuestro establecimiento desarrollara estrategias que atiendan a:

  • El enfoque formativo implica que todas las actividades del Plan de Gestión de la Convivencia deben estar orientadas al aprendizaje de nuevos modos de aprender a convivir basados en el respeto a las diferencias. Se trata de concebir la Convivencia Escolar como un fin en sí misma, y convertirla en pilar fundamental del proceso formativo integral, ya que en ella se conjugan los aspectos cognitivos con los emocionales y relacionales.
  • El enfoque inclusivo apunta a hacer posible la incorporación de todos los miembros de la comunidad educativa, especialmente de los estudiantes, a los procesos de aprendizaje que se desarrollan en la escuela, convirtiendo de este modo a la escuela/ liceo en una comunidad que valora la diversidad como eje orientador de la actividad académica y formativa de los establecimientos.
  • El enfoque participativo fomenta que las escuelas se organicen en equipos de trabajo y valoren la apertura a la comunidad como un atributo fundamental para formar en los estudiantes su sentido de responsabilidad social y compromiso ciudadano, dentro de un marco de respeto irrestricto a los derechos humanos de todas las personas.
  • El enfoque territorial apuesta a incorporar elementos identitarios de las comunidades locales a las que se adscriben los establecimientos educacionales para hacer culturalmente más pertinente el aprendizaje de la convivencia y ampliar su ejercicio a la comunidad circundante.
  • El enfoque ético acentúa una pedagogía basada en el valor de la confianza y el cuidado que deben sustentar las relaciones interpersonales que se establecen entre todos quienes conforman la comunidad escolar. Este enfoque se ha agregado últimamente a la Política Nacional de Convivencia.
  • El enfoque de derechos considera a cada uno de los actores de la comunidad educativa como sujetos de derechos, que pueden y deben ejercerse de acuerdo con la legalidad vigente. Este enfoque considera a cada sujeto como un ser humano único y valioso, con derecho a desarrollar en plenitud todo su potencial; reconoce también que cada ser humano tiene experiencias esenciales que ofrecer y que requiere que sus intereses sean considerados.

SELLOS EDUCATIVOS PROYECTO EDUCATIVO INSTITUCIONAL

1. SER UN COLEGIO CATÓLICO

Que se propone educar y evangelizar siguiendo un proyecto de promoción del hombre. El sello se caracteriza en:

a. Participa en la misión evangelizadora de la iglesia, sostenida en el testimonio.
b. Comprometida con la educación integral desde una cosmovisión católica.

2. SER UN COLEGIO CATÒLICO QUE PROMUEVA LA FORMACIÓN HUMANISTA-CIENTÌFICO Y TÉCNICO PROFESIONAL

Se caracteriza en:

a. Red curricular HC y TP: Correspondiente a conceptos e información integrada en marcos explicativos e interpretativos mayores dan base para discernimiento y juicios. Todo ello a partir del diseño curricular de los planes y programas MINEDUC.
b. Desarrollo de habilidades para HC y TP: Que son capacidades para realizar tareas y para solucionar problemas con precisión y adaptabilidad. Una habilidad puede desarrollarse en el ámbito intelectual, psicomotriz, afectivo y/o social.
c. Desarrollo de actitudes: Que son disposiciones aprendidas para responder, de un modo favorable, frente a objetos, situaciones, ideas o personas. Incluyen componentes afectivos, cognitivos y valorativos que inclinan a las personas a determinados tipos acciones.

3. SER UN COLEGIO CATÓLICO INCLUSIVO

Que se caracteriza en:

a. Ser un colegio inclusivo que integra a los padres y apoderados.
b. Ser un colegio inclusivo que integra a los alumnos.
c. Ser un colegio inclusivo que atiende a alumnos con NEE.

4. SER UN COLEGIO CATÒLICO QUE BUSCA LA CALIDAD EDUCATIVA.

Este sello se caracteriza en:

a. Calidad educativa en la formación de los estudiantes.
b. Calidad educativa en la gestión de sus procesos.
c. Calidad educativa en los resultados.


REGLAMENTO INTERNO LA SANA CONVIVENCIA ESCOLAR DEL ESTABLECIMIENTO
EDUCACIONAL

Art 2. Que los miembros de la comunidad escolar deben ser personas que se desarrollan a través de la vida de acuerdo al seno de la familia a y la imagen de Dios. Que saben relacionarse en armonía, personas con conciencia social, personas cristianas.
Art 3. Estudiantes deben promover el buen trato y el compañerismo entre los integrantes y todos los ambientes de nuestra comunidad educativa rechazando las acciones de violencia y provocación, cómo también la discriminación y la exclusión del otro. Auto regulación, toma de conciencia, manejo de la tolerancia a la frustración, el cambio de
actitudes, el desarrollo de estrategias de resolución de conflictos y la reparación del daño causado.
Art 4. “Se entenderá por buena convivencia escolar, la coexistencia armónica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos, en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes”. Mineduc 2010.


DEFINICIÓN DE CONCEPTOS

Es importante clarificar ciertos conceptos que están involucrados en el tema de la convivencia escolar. Se han privilegiado las conceptualizaciones que emanan desde el Ministerio de Educación,
entidad que define la política nacional en el tema de la convivencia escolar.

La cultura escolar adquiere especial relevancia en este contenido transversal, dado que transmite una serie de aprendizajes referidos al tipo de convivencia que propone y reproduce la escuela en sus prácticas cotidianas (formas de comportamiento, normas de conducta, valores aceptados o rechazados, etc.). Mucho de lo que sucede en el espacio escolar no está escrito y puede realizarse sin la reflexión necesaria, considerando las implicancias que tiene en el proceso formativo, por lo
que se hace necesario que estos conocimientos, habilidades y actitudes, que se trasmiten de un modo más bien mecánico, sean identificadas, para evaluar e intencionar su coherencia con los aprendizajes en convivencia escolar.
El clima escolar es el contexto o ambiente en el que se producen las interrelaciones, la enseñanza y los aprendizajes en el espacio escolar; está determinado por una serie de condiciones necesarias para la apropiación de los conocimientos, habilidades y actitudes establecidas en el currículum y posibilita -o dificulta- el aprendizaje, no solo de cómo convivir con otros y otras, sino, también, de los contenidos y objetivos de aprendizaje de las diversas asignaturas. Mientras más organizado sea
el entorno, con mayor claridad, aceptación y consistencia en las normas, con docentes (y adultos en general) que cultivan altas expectativas respecto de sus estudiantes, con modos de relacionarse colaborativos y respetuosos, entre otros factores, más favorable será el ambiente para enseñar y para aprender.
La convivencia escolar es un aprendizaje que forma para la vida en sociedad, es decir, es una dimensión fundamental de la formación ciudadana, que apunta al desarrollo de mujeres y hombres libres, sensibles, solidarios y socialmente responsables en el ejercicio de la ciudadanía y el fortalecimiento de la democracia, capaces de respetar a las personas y al medio ambiente, de manera que puedan iniciarse en la tarea de participar, incidir y mejorar la vida de su grupo, su comunidad y su país.

DISTINCIÓN ENTRE AGRESIVIDAD, CONFLICTO, VIOLENCIA Y ACOSO ESCOLAR

En la convivencia cotidiana, inevitablemente, surgen problemas que derivan de la diversidad de intereses y formas de interacción que se dan entre los seres humanos; muchas de estas dificultades suelen ser consideradas como sinónimos, pese a que se refieren a situaciones y conceptos que significan cosas distintas. Habitualmente se confunden los conceptos de agresividad, conflicto, violencia y acoso escolar (también llamado Bullying, por su expresión en inglés), cada uno de los cuales requiere de respuestas diferenciadas de parte de la comunidad educativa; se debe tener presente, por lo tanto, las siguientes definiciones:

AGRESIVIDAD: Corresponde a un comportamiento defensivo natural, es una forma de enfrentar situaciones de riesgo; es esperable en toda persona que se ve enfrentada a una amenaza que eventualmente podría afectar su integridad. Es una condición natural de las personas, por lo que los impulsos agresivos no deben ser suprimidos, sino modulados, orientados y canalizados mediante la autorregulación, el autocontrol y la autoformación.
CONFLICTO: Involucra a dos o más personas que están en oposición o desacuerdo debido a intereses diferentes. Es un hecho social. Debe ser abordado y resuelto, no ignorado, y para ello existen mecanismos como la mediación, la negociación y el arbitraje.
VIOLENCIA: Es un comportamiento ilegítimo que implica el uso y abuso de poder o la fuerza de una o más personas en contra de otra/s y/o sus bienes. Es un aprendizaje, no es un hecho o condición natural de las personas. La violencia debe ser erradicada mediante prácticas formativas, solidarias, pacíficas, que fomenten el diálogo y la convivencia social. (El protocolo de acción ante estos hechos está detallado en el anexo 2 de este documento).
ACOSO ESCOLAR: Es una forma de violencia que tiene tres características que lo define y lo diferencia de otras expresiones de violencia: – Se produce entre pares. – Es reiterado en el tiempo. – Existe asimetría de poder entre las partes, es decir, una de ellas tiene más poder que la otra. Este poder puede ser físico o psicológico. Es una de las expresiones más graves de violencia en el ámbito escolar y requiere ser abordada de manera decidida y oportuna.


FORMACIÓN DE EQUIPO


DEFINICIÓN DE OBJETIVOS


FLUJOGRAMA


ETAPA INICIAL

 

ACCIONES

 

RESPONSABLES EVIDENCIAS
Revisar casos de estudiantes con problemáticas serias de Convivencia Escolar del año 2018. Directores de ciclos. Informes de estudiantes 2018.

Compromisos de estudiantes y apoderados para el 2018.

 Diseño de planes remediales según cada caso. Planes remediales particulares según cada caso.
ETAPA DE DIFUSIÓN Y PROMOCIÓN

 

Difundir Reglamento de Convivencia Escolar y protocolos de acción. Consejo Escolar

Directores de ciclos.

Educadoras y Profesores y profesoras jefes.

Agenda escolar

Páginas web (CDOL, SIGE, MINEDUC

Actas de reuniones de apoderados, consejo escolar, etc..

Integrar el Reglamento de Convivencia Escolar, al programa de desarrollo personal. Libros de clases

Red de contenidos para el programa de estudios de la asignatura de desarrollo personal

Fortalecer el rol del profesor jefe y su tutoría de curso Manual de funciones del profesor jefe.
ETAPA DE PREVENCIÓN

 

Prevención de problemáticas infantiles y juveniles. Directores de ciclos.

Educadora y profesores jefes.

Inspectores de patio.

Encargado de convivencia escolar y psicólogo (a) y Pastoral.

Actas, registros, asistencias de reuniones de socialización.
ETAPA DE INTERVENCIÓN Y ABORDAJE

 

Instalar Plan de

Mediación Escolar.

Encargado de convivencia escolar.

Educadoras y profesores jefes.

Psicólogo (a) y Pastoral.

Actas de reuniones, plan de trabajo, entrevistas, etc.
Planificar y gestionar la realización de talleres de convivencia para estudiantes, apoderados y profesores. Equipo de apoyo multidisciplinario. Registro control de asistencia, actas, citaciones, etc.
Atención de estudiantes y apoderados Inspectores de ciclo.

Educadoras y profesores jefes.

Directores de ciclos.

Encargado de convivencia escolar y/o psicólogo (a)

Registro de entrevistas por cada caso.
Acompañar en intervenciones a cursos. Directores de ciclos.

Educadoras y profesores jefes.

Encargado de convivencia escolar.

Informes de intervención.
Activación y seguimiento, según protocolos de maltrato, abuso y otros que contemple el reglamento y la ley vigente. Directores de ciclos.

Encargado de convivencia escolar.

Informes de investigación.
ETAPA DE EVALUACIÓN Y PLANIFICACIÓN

 

Evaluar procesos, gestión, procedimientos y acciones. Directores de Ciclos.

Encargado de Convivencia escolar.

Consejo de profesores y/o escolar.

Informes de directores de ciclos

Informes de encargado de convivencia escolar.

Planificar, modificar, enriquecer y actualizar protocolos, procedimientos y reglamentos internos.