desactivar

Semana Santa


«Sea la Semana Santa un tiempo de reflexión, de oración, de volver a Dios»
Guillermo Vera Soto,, Obispo de la Diócesis de Iquique

Queridos amigos y amigas: han llegado los días que con razón llamamos Santos, ya que en ellos vamos a recordar con asombro y emoción el amor de Dios, que se ha hecho patente en la entrega generosa que Jesús, verdadero hombre y verdadero Dios, el que entregó su vida por nosotros y por nuestra salvación en el altar de la cruz.

Jesús ya lo había dicho: «no hay amor más grande que dar la vida por los amigos», hoy cuando tan fácilmente hablamos del amor nos hace muy bien mirar a Jesús y darnos cuenta que el amor verdadero es entrega, perseverancia, constancia y no está exento del dolor y la contradicción.

En estos días de Semana Santa, los que creemos participamos de hermosas y significativas liturgias, muchos asisten a los pueblos del interior a participar de expresiones de fe que por generaciones se han mantenido y conservan toda su lozanía y esplendor. Conviene que tengamos en cuenta que estos días no hemos de contemplar los acontecimientos que celebramos, como hechos importantes y valiosos, pero algo del pasado sino que durante esta semana, hemos de vivir con toda su fuerza estos acontecimientos que son salvadores y que en el hoy de nuestras vidas se hacen presente para nosotros.

Por esto les invito a que vivamos esto días no con un sentimentalismo vago sino con asombro. Sí, con asombro, miremos a Jesús y descubramos el amor de Dios por nosotros, aprendamos como él a entregarnos por el bien de los demás, aprendamos a derrotar el mal con el bien, a perdonar, a no desesperarnos en medio del dolor y las dificultades sino a saber confiar en Dios. Ante tantas realidades que hoy nos defraudan, en algunos casos nos llevan a perder la esperanza, que el contemplar a Cristo muerto y resucitado nos lleve a renovarnos en la certeza de que el bien y el amor son más fuertes que toda oscuridad. Estos días no los vivamos como una oportunidad de descanso, sino de trabajar a fondo nuestra fe. Sea la Semana Santa un tiempo de reflexión, de oración, de volver a Dios.

Participe en su Parroquia de los Oficios Religiosos, infórmese de los horarios de Retiros y Confesiones. Estos días son un momento de gracia que no hemos de desperdiciar.

Les bendigo con cariño.

Más información de Semana Santa